Seleccionar página

Ya es hora de que hablemos un poco de nosotras, lo primero en nuestra vida son nuestros pequeños, pero también tenemos que pensar en nosotras, os voy hablar de las cosas que cambian cuando nos convertimos en mamás, y sí, yo estoy encantada con lo que ha cambiado mi vida a causa de mi niña, los cambios suelen ir por lo general a mejor.

Durante el embarazo supongo que a más de una le habrán dicho “verás cómo cambia todo cuando tengas a tu bebé”  lo que no sabemos es si esa frase quiere decir que cambiará a peor o a mejor. Depende mucho del punto de vista de cada una y si nos cuesta adaptarnos a los grandes cambios en nuestra vida.

Son tantísimos los cambios que creo que es imposible enumerarlos todos, os dejo unos cuantos que son comunes para que os vayáis haciendo una idea.

COSAS QUE CAMBIAN CUANDO NOS CONVERTIMOS EN MAMÁS

Empezamos por los más emocionales:

  • Sentimos una sensación de proteger a nuestro bebé que incluso nos asusta, yo por lo menos nunca había sentido eso.
  • Somos capaces de “estar al pie del cañón” todo el día, nos asombramos de lo que nuestro cuerpo aguanta, aunque a veces nos sintamos fatigadas y sin fuerzas.
  • Nunca sentiremos un amor tan grande, tan puro, tan incondicional…y nos haremos esa pregunta de “¿podremos querer así a alguien más?”. Pues sí, si alguna vez tienes un segundo hijo.
  • Entendemos más a nuestras madres, es más, en mi caso me pregunto cómo pudo hacer esto con 4 hijos y en aquellos tiempos cuando no había ni pañales desechables.
  • Sacas una paciencia que ni tu misma conocías, respiras profundamente unas cuantas veces antes de saltar, y te vuelvas más empática, todo eso solo por el amor que sentimos hacia ellos.

Seguimos con los cambios más cotidianos:

  • Sobre todo en casa tenemos un gran desorden (depende de la ayuda que cada mamá tenga) por lo general se amontona la ropa para lavar, los juguetes, tener que cocinar, limpieza…pero mi consejo, es que intentes “disfrutarlo” puesto que es por una bonita causa que se llama “hijo”.
  • Descubrirás que lo que antes hacías a diario como ducharte, dormir del tirón, ver una película con tu pareja…se convierte en un placer que hay que valorar al 100%.
  • Nuestro cuerpo cambia sí o sí, hay mamás que se recuperan pronto, o que hacen todo tipo de ejercicio para volver a ser la que era, pero te aseguro que eso pasa a un segundo plano, nos importa más el cuerpo del bebé que el nuestro.
  • Nos convertimos en médicos, cocineras, limpiadoras, profesoras…

Y seguirán los cambios durante toda nuestra vida, pero ya os digo, siempre por una buna causa, tener un hijo es lo más maravilloso que puedes tener muchos cambios buenos o malos que te vengan. Disfruta de todo.

Si queréis saber los cambios que sufre nuestro cuerpo después del parto pincha en el enlace.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This